Problemas frecuentes con las calderas y sus soluciones

Es sabido que todos los electrodomésticos en general tienden a estropearse a medida que pasan los años. Las calderas no son una excepción. Por eso, cuanto más viejas son, más a menudo presentan problemas. No obstante, no hay que alarmarse y querer cambiar rápidamente de aparato, ya que probablemente tiene solución e incluso quizás puedas hacerlo tú mismo.

Que el agua de la ducha tarda mucho en salir caliente o que esta no sale lo suficientemente caliente suelen ser problemas habituales en las calderas, provocados, la mayoría de veces, por la presión del aparato. Si esta es nula o varía, tenemos que comprobar que el manómetro esté en buenas condiciones, es decir, entre 1 y 1,2 bares en frío. Si no sale agua, asegúrate de que no haya ninguna fuga.

Las fugas de agua son los problemas en calderas más frecuentes. Normalmente, tienen que ver con los problemas en las tuberías o en las juntas. Por eso es muy importante que se revise el estado de las tuberías de vez en cuando. Por su parte, cuando el problema es que el quemador de la caldera no se enciende, se debe a que el filtro del agua está sucio y tan solo hay que limpiarlo o substituirlo.

Por tanto, la mayoría de problemas en las calderas son debidos a la corrosión o a la falta de higiene. Pero si no te ves con capacidad de comprobar que todo esté correcto, tan solo tienes solicitar servicio técnico en calderas para que los profesionales resuelvan la avería o, si esto no es posible, cambien tu caldera.

About the Author

Leave a Reply

*


× 4 = treinta dos

captcha *